Welcome to Revista Zocalo   Clic para reproducir, clic en texto para pausar Welcome to Revista Zocalo Reproduce la nota

 

Organizaciones de la sociedad civil señalan que el actual proceso del nombramiento del nuevo titular del Instituto Nacional de Salud es opaco. En una conferencia de prensa, miembros de Fundar, Artículo 19 y Transparencia Mexicana explicaron que la actual forma “de designación no garantiza que se elija el perfil más adecuado para desempeñar tan importante función al frente del Instituto”.

Por ello, exhortan al Secretario de Salud, José Narro Robles, a que dote de legitimidad y confianza el proceso de designación. Proponen que las autoridades encargadas de tomar la decisión publiquen los expedientes de los candidatos; se haga público el contenido de las entrevistas realizadas a los candidatos, además de convocar a una nueva ronda de entrevistas públicas; se realice la valoración de los candidatos con criterios claros y públicos; se aplique un instrumento técnico de evaluación a los candidatos; y que el Presidente de la Junta de Gobierno exponga públicamente la razón por la que se eligió a quien quede como titular.

Además de los requisitos legales, agregaron, “para garantizar la autonomía de un Instituto tan relevante para la salud de los mexicanos, es fundamental que el próximo titular no tenga vínculos con intereses privados que pudieran afectar su independencia y objetividad”.

Actualmente se está llevando el proceso que finalizará el 15 de febrero, por lo que la transparencia es fundamental para una institución  que tiene impacto, no sólo en México sino en Latinoamérica. Cuenta con 16 direcciones de investigación entre las que destacan: prevención y control de cáncer, obesidad, diabetes y enfermedades cardiovasculares.

El próximo director general del Instituto Nacional de Salud estará en cargo durante cinco años y será el encargado de mejorar las condiciones de salud de la población, así como de disminuir la inequidad existente en el acceso a la salud. Asimismo será responsable de mejorar los servicios de salud mediante la generación y divulgación y la aplicación del conocimiento y la formación de recursos humanos de alto nivel en el campo interdisciplinario de la salud pública.

  Clic para reproducir, clic en texto para pausar Organizaciones de la sociedad civil señalan que el actual proceso del nombramiento del nuevo titular del Instituto Nacional de Salud es opaco. En una conferencia de prensa, miembros de Fundar, Artículo 19 y Transparencia Mexicana explicaron que la actual forma “de designación no garantiza que se elija el perfil más adecuado para desempeñar tan importante función al frente del Instituto”. Por ello, exhortan al Secretario de Salud, José Narro Robles, a que dote de legitimidad y confianza el proceso de designación. Proponen que las autoridades encargadas de tomar la decisión publiquen los expedientes de los candidatos; se haga público el contenido de las entrevistas realizadas a los candidatos, además de convocar a una nueva ronda de entrevistas públicas; se realice la valoración de los candidatos con criterios claros y públicos; se aplique un instrumento técnico de evaluación a los candidatos; y que el Presidente de la Junta de Gobierno exponga públicamente la razón por la que se eligió a quien quede como titular. Además de los requisitos legales, agregaron, “para garantizar la autonomía de un Instituto tan relevante para la salud de los mexicanos, es fundamental que el próximo titular no tenga vínculos con intereses privados que pudieran afectar su independencia y objetividad”. Actualmente se está llevando el proceso que finalizará el 15 de febrero, por lo que la transparencia es fundamental para una institución  que tiene impacto, no sólo en México sino en Latinoamérica. Cuenta con 16 direcciones de investigación entre las que destacan: prevención y control de cáncer, obesidad, diabetes y enfermedades cardiovasculares. El próximo director general del Instituto Nacional de Salud estará en cargo durante cinco años y será el encargado de mejorar las condiciones de salud de la población, así como de disminuir la inequidad existente en el acceso a la salud. Asimismo será responsable de mejorar los servicios de salud mediante la generación y divulgación y la aplicación del conocimiento y la formación de recursos humanos de alto nivel en el campo interdisciplinario de la salud pública. Reproduce la nota

Click to listen highlighted text!