Welcome to Revista Zocalo   Clic para reproducir, clic en texto para pausar Welcome to Revista Zocalo Reproduce la nota
The current Bet365 opening offer for new customers is market-leading bet365 mobile app You can get a free bet right now when you open an account.

Entraron en vigor cambios a los derechos de las audiencias

Entraron en vigor cambios a los derechos de las audiencias

 

A partir del 1 de noviembre de 2017 entró en vigor la contrarreforma a la Ley Federal de Radio y Televisión referente a los derechos de las audiencias. Entre sus principales modificaciones se encuentra la autorregulación de los concesionarios de radio y televisión, mientras al Instituto Federal de Telecomunicaciones (IFT) se le resta la facultad de sancionarlos y su participación se resume a la vigilancia de los mismos.

Emitido el 31 de octubre en el Diario Oficial de la Federación, desde el día de hoy los concesionarios podrán nombrar a los defensores de sus audiencias y establecer sus propios códigos de ética, sin que estos tengan que pasar por la validación, la revisión o respetar alguna opinión del IFT; los concesionarios deberán, solamente, difundir esta información a través de sus portales en internet y presentarlos al IFT en un periodo máximo de 15 días, para el Registro Público de Concesiones.

De acuerdo a los lineamientos respecto a los derechos de las Audiencias que el IFT presentó al Senado en 2016, se pretendía que los concesionarios de radio y televisión tuvieran mecanismos que informaran a su público cuando una programación tenía información y cuando ésta parecía serlo, pero en realidad se refería a propaganda u opiniones referentes a cierta información.

Sin embargo, el Senado consideró que dichos lineamientos representaban cierto tipo de censura a los medios, argumentando que se cortaba la libertad de los medios de elegir sus propios códigos de ética. No obstante, especialistas en la materia ya se han pronunciado en descontento con la resolución.

El especialista en medios, Jenaro Villamil, expresó a través de una publicación en Proceso, que nadie en su sano juicio pensaría que Televisa, Tv Azteca o MVS se pudieran autosancionar cuando se viole el derecho de las audiencias a conocer si la programación es información o publicidad.

  Clic para reproducir, clic en texto para pausar A partir del 1 de noviembre de 2017 entró en vigor la contrarreforma a la Ley Federal de Radio y Televisión referente a los derechos de las audiencias. Entre sus principales modificaciones se encuentra la autorregulación de los concesionarios de radio y televisión, mientras al Instituto Federal de Telecomunicaciones (IFT) se le resta la facultad de sancionarlos y su participación se resume a la vigilancia de los mismos. Emitido el 31 de octubre en el Diario Oficial de la Federación, desde el día de hoy los concesionarios podrán nombrar a los defensores de sus audiencias y establecer sus propios códigos de ética, sin que estos tengan que pasar por la validación, la revisión o respetar alguna opinión del IFT; los concesionarios deberán, solamente, difundir esta información a través de sus portales en internet y presentarlos al IFT en un periodo máximo de 15 días, para el Registro Público de Concesiones. De acuerdo a los lineamientos respecto a los derechos de las Audiencias que el IFT presentó al Senado en 2016, se pretendía que los concesionarios de radio y televisión tuvieran mecanismos que informaran a su público cuando una programación tenía información y cuando ésta parecía serlo, pero en realidad se refería a propaganda u opiniones referentes a cierta información. Sin embargo, el Senado consideró que dichos lineamientos representaban cierto tipo de censura a los medios, argumentando que se cortaba la libertad de los medios de elegir sus propios códigos de ética. No obstante, especialistas en la materia ya se han pronunciado en descontento con la resolución. El especialista en medios, Jenaro Villamil, expresó a través de una publicación en Proceso, que nadie en su sano juicio pensaría que Televisa, Tv Azteca o MVS se pudieran autosancionar cuando se viole el derecho de las audiencias a conocer si la programación es información o publicidad. Reproduce la nota

Click to listen highlighted text!