Welcome to Revista Zocalo   Clic para reproducir, clic en texto para pausar Welcome to Revista Zocalo Reproduce la nota
The current Bet365 opening offer for new customers is market-leading bet365 mobile app You can get a free bet right now when you open an account.

AMDA pide a legisladores realizar consulta sobre contrarreforma a Telecom

AMDA pide a legisladores realizar consulta sobre contrarreforma a Telecom

La Asociación Mexicana de Defensorías de las Audiencias (AMDA) convocó a los integrantes de las cámaras de Diputados y Senadores a realizar una consulta abierta, plural y democrática antes de aprobar la contrarreforma a la Ley Federal de Telecomunicaciones y Radiodifusión.

La asociación civil exige que la labor del legislativo no privilegie los intereses de concesionados de radio y televisión por encima del bien común.

El 5 de abril la Comisión de Radio, Televisión y Cinematografía de la Cámara baja aprobó las iniciativas presentadas por los diputados Federico Döring, del Partido Acción Nacional, y José clemente Castañeda, de Movimiento Ciudadano, para reformar la Ley Federal de Telecomunicaciones y Radiodifusión en materia de derechos de audiencias, por lo que se espera que esta semana sea sometida al pleno para su posible aprobación.

Al aprobar la iniciativa, la Comisión respectiva no esperó la resolución de la Suprema Corte de Justicia de la Nación sobre las controversias constitucionales presentadas por la Presidencia de la República y un grupo de senadores.

De acuerdo con un comunicado emitido por la AMDA, las modificaciones que contemplan la contrarreforma significan un retroceso a los objetivos de la reforma estructural de telecomunicaciones. De igual modo, declara que “suprimen derechos ganados, limitan las facultades de supervisión y sanción del Instituto Federal de Telecomunicaciones y debilitan sustancialmente la figura de Defensoría de las Audiencias”.

El documento hace mención de las implicaciones: se elimina el derecho de la audiencia a que pueda diferenciar de manera clara la información noticiosa de la opinión, evitando los sesgos y subjetividad del presentador; se elimina la obligación de los concesionarios para brindar elementos que distingan la publicidad de la información, con lo cual quedan desprotegidas las audiencias en programas de revista, emisiones de espectáculos o entrevistas a políticos donde no se aclara al público que se trata de un segmento pagado.  

Son suprimidos también todos los derechos que se derivan de la Ley Federal de Telecomunicaciones y Radiodifusión, así como aquellos que no están incluidos de manera explícita en el artículo 256. Esto significa que dejarían sin acción aquellas líneas en favor de contenidos que respeten el interés superior de la niñez y la equidad de género. Por su parte, el Instituto Federal de Telecomunicaciones pierde atribuciones de supervisión, vigilancia y sanción.

Las Defensorías de las Audiencias también se ven vulneradas en la conservación de su imparcialidad e independencia; por ejemplo, las defensorías se regirán únicamente por lo dispuesto en los códigos expedidos por los concesionarios. Además, estos últimos pueden elegir de manera libre al defensor de sus audiencias sin reparar en requisitos que eliminen conflictos de interés futuros.

Ante la llegada de tiempos adversos para los derechos de las audiencias, la AMDA demanda una acción puntual para abrir espacios de diálogo que incluya la consulta de especialistas y la opinión de la sociedad civil. Un llamado a la regulación honesta y congruente son algunos de los retos que se pretenden rescatar ante la inminente imposición de los intereses político-empresariales.

  Clic para reproducir, clic en texto para pausar La Asociación Mexicana de Defensorías de las Audiencias (AMDA) convocó a los integrantes de las cámaras de Diputados y Senadores a realizar una consulta abierta, plural y democrática antes de aprobar la contrarreforma a la Ley Federal de Telecomunicaciones y Radiodifusión. La asociación civil exige que la labor del legislativo no privilegie los intereses de concesionados de radio y televisión por encima del bien común. El 5 de abril la Comisión de Radio, Televisión y Cinematografía de la Cámara baja aprobó las iniciativas presentadas por los diputados Federico Döring, del Partido Acción Nacional, y José clemente Castañeda, de Movimiento Ciudadano, para reformar la Ley Federal de Telecomunicaciones y Radiodifusión en materia de derechos de audiencias, por lo que se espera que esta semana sea sometida al pleno para su posible aprobación. Al aprobar la iniciativa, la Comisión respectiva no esperó la resolución de la Suprema Corte de Justicia de la Nación sobre las controversias constitucionales presentadas por la Presidencia de la República y un grupo de senadores. De acuerdo con un comunicado emitido por la AMDA, las modificaciones que contemplan la contrarreforma significan un retroceso a los objetivos de la reforma estructural de telecomunicaciones. De igual modo, declara que “suprimen derechos ganados, limitan las facultades de supervisión y sanción del Instituto Federal de Telecomunicaciones y debilitan sustancialmente la figura de Defensoría de las Audiencias”. El documento hace mención de las implicaciones: se elimina el derecho de la audiencia a que pueda diferenciar de manera clara la información noticiosa de la opinión, evitando los sesgos y subjetividad del presentador; se elimina la obligación de los concesionarios para brindar elementos que distingan la publicidad de la información, con lo cual quedan desprotegidas las audiencias en programas de revista, emisiones de espectáculos o entrevistas a políticos donde no se aclara al público que se trata de un segmento pagado.   Son suprimidos también todos los derechos que se derivan de la Ley Federal de Telecomunicaciones y Radiodifusión, así como aquellos que no están incluidos de manera explícita en el artículo 256. Esto significa que dejarían sin acción aquellas líneas en favor de contenidos que respeten el interés superior de la niñez y la equidad de género. Por su parte, el Instituto Federal de Telecomunicaciones pierde atribuciones de supervisión, vigilancia y sanción. Las Defensorías de las Audiencias también se ven vulneradas en la conservación de su imparcialidad e independencia; por ejemplo, las defensorías se regirán únicamente por lo dispuesto en los códigos expedidos por los concesionarios. Además, estos últimos pueden elegir de manera libre al defensor de sus audiencias sin reparar en requisitos que eliminen conflictos de interés futuros. Ante la llegada de tiempos adversos para los derechos de las audiencias, la AMDA demanda una acción puntual para abrir espacios de diálogo que incluya la consulta de especialistas y la opinión de la sociedad civil. Un llamado a la regulación honesta y congruente son algunos de los retos que se pretenden rescatar ante la inminente imposición de los intereses político-empresariales. Reproduce la nota

Click to listen highlighted text!