Welcome to Revista Zocalo   Clic para reproducir, clic en texto para pausar Welcome to Revista Zocalo Reproduce la nota
The current Bet365 opening offer for new customers is market-leading bet365 mobile app You can get a free bet right now when you open an account.

Las televisoras públicas deben dar certidumbre a la audiencia: Armando Casas

Las televisoras públicas deben dar certidumbre a la audiencia: Armando Casas

Armando Casas 2 2Erandi León

 

El director de TV UNAM, Armando Casas, indicó que las televisoras públicas deben generar certidumbre a la audiencia, ante la falta de una regulación en la ley que sancione a los medios que incurran en algún delito.

Durante el foro El papel de los medios públicos hoy, organizado por la UNAM, el también cineasta se refirió a la contrarreforma a la Ley Federal de Telecomunicaciones y Radiodifusión en materia de derechos de audiencia aprobada por el Senado, a la cual calificó como una regresión al contemplar una autorregulación de los medios y no distinguir la publicidad de la información y opinión.

Ante este escenario, la televisión pública está obligada a acompañar a los televidentes, presentar contenidos de calidad, con apego a la libertad de expresión, incluyente, tolerante, creativa y con una visión crítica de la realidad.

“Por ejemplo, durante la cobertura del sismo, las televisoras públicas, como Canal 22 o el Canal del Congreso, suspendieron labores y no dieron un puntual seguimiento a los hechos; Televisa se ufanó de la historia de la niña “Frida Sofía”, que nunca existió, mientras que TV UNAM mandó llamar a especialistas que contestaban preguntas del auditorio”, y ese es el papel de la televisión, servir a la sociedad.

Sobre las nuevas plataformas y “la muerte de la televisión”, Casas enfatizó que es mentira que la televisión se esté muriendo, el ejemplo lo tuvimos con la cobertura mediática que hubo de “Frida Sofía”.

“La televisión se adaptará y las nuevas tecnologías deben permitirle estar presente en sus plataformas para estar en contacto con la audiencia”, indicó.

Afirmó que si bien Televisa y TV Azteca dejaron de ser el negocio que eran antes, sus programas como La Rosa de Guadalupe o la revista Tv Notas, propiedad de Televisa, son los que más atrapan audiencia, por lo que todavía falta un camino largo para que las televisoras públicas atrapen al público de estos grandes consorcios; sin embargo, aclaró que es importante no olvidar que el nicho de la televisión privada y el de la pública es diferente.

“La obligación de la televisión pública no es atraer más audiencia sino mejorar la calidad de sus contenidos; empero, es importante que ésta sea atractiva, seria, pero sin caer en lo solemne”. Eso es lo que propone TV UNAM, un canal más atractivo pero inteligente, concluyó el director de Un mundo raro.

  Clic para reproducir, clic en texto para pausar El director de TV UNAM, Armando Casas, indicó que las televisoras públicas deben generar certidumbre a la audiencia, ante la falta de una regulación en la ley que sancione a los medios que incurran en algún delito. Durante el foro El papel de los medios públicos hoy, organizado por la UNAM, el también cineasta se refirió a la contrarreforma a la Ley Federal de Telecomunicaciones y Radiodifusión en materia de derechos de audiencia aprobada por el Senado, a la cual calificó como una regresión al contemplar una autorregulación de los medios y no distinguir la publicidad de la información y opinión. Ante este escenario, la televisión pública está obligada a acompañar a los televidentes, presentar contenidos de calidad, con apego a la libertad de expresión, incluyente, tolerante, creativa y con una visión crítica de la realidad. “Por ejemplo, durante la cobertura del sismo, las televisoras públicas, como Canal 22 o el Canal del Congreso, suspendieron labores y no dieron un puntual seguimiento a los hechos; Televisa se ufanó de la historia de la niña “Frida Sofía”, que nunca existió, mientras que TV UNAM mandó llamar a especialistas que contestaban preguntas del auditorio”, y ese es el papel de la televisión, servir a la sociedad. Sobre las nuevas plataformas y “la muerte de la televisión”, Casas enfatizó que es mentira que la televisión se esté muriendo, el ejemplo lo tuvimos con la cobertura mediática que hubo de “Frida Sofía”. “La televisión se adaptará y las nuevas tecnologías deben permitirle estar presente en sus plataformas para estar en contacto con la audiencia”, indicó. Afirmó que si bien Televisa y TV Azteca dejaron de ser el negocio que eran antes, sus programas como La Rosa de Guadalupe o la revista Tv Notas, propiedad de Televisa, son los que más atrapan audiencia, por lo que todavía falta un camino largo para que las televisoras públicas atrapen al público de estos grandes consorcios; sin embargo, aclaró que es importante no olvidar que el nicho de la televisión privada y el de la pública es diferente. “La obligación de la televisión pública no es atraer más audiencia sino mejorar la calidad de sus contenidos; empero, es importante que ésta sea atractiva, seria, pero sin caer en lo solemne”. Eso es lo que propone TV UNAM, un canal más atractivo pero inteligente, concluyó el director de Un mundo raro. Reproduce la nota

Click to listen highlighted text!