Welcome to Revista Zocalo   Clic para reproducir, clic en texto para pausar Welcome to Revista Zocalo Reproduce la nota
The current Bet365 opening offer for new customers is market-leading bet365 mobile app You can get a free bet right now when you open an account.

La SCT “pierde” 11 mil 533 televisores

La SCT “pierde” 11 mil 533 televisores

sct ge 23 1La Auditoria Superior de la Federación (ASF) anunció la pérdida, en la Secretaria de Comunicaciones y Transportes (SCT), de 11 mil 533 televisores en el Programa para la Transición a la Televisión Digital Terrestre (TTD), ello con un posible daño patrimonial de 29.2 millones de pesos.

Con base a la revisión de la Cuenta Pública 2016, la SCT no pudo justificar la documentación que acreditara el destino final de las televisiones que serían repartidos en 29 estados de la República Mexicana.

En Guerrero se perdieron mil 795 equipos, en Nuevo León 2 mil 232, en Querétaro mil 944, en Oaxaca mil 274 y en Tabasco 904, entre las entidades con los volúmenes más altos. 

Otros 16.4 millones de pesos fueron observados por la ASF debido a la omisión en reclamaciones oportunas para la indemnización por 6 mil 492 televisores siniestrados.

La Auditoría emitió una Promoción de Responsabilidad Administrativa Sancionatoria para que el Órgano Interno de Control de la Secretaría inicie el procedimiento administrativo a servidores públicos que compraron en exceso 5 mil 94 televisores, que a abril de 2017 se encontraron aún empacados en el almacén "Bombas" de la Ciudad de México.

Finalmente, este proceso opaco de la SCT, revelado por la ASF, corrobora los señalamientos que especialistas hicieron al principio de esta (véase el análisis de Aleida Calleja). Viene a comprobar que la política de la TDT fue un proyecto que nació muerto. Desde que se determinó en 2004 la transición fue una historia llena de tropiezos y escollos, su puesta en marcha estuvo determinada bajo diversos vaivenes de intereses políticos y económicos.

Por señalar algunos, está el caso de que la transición a la TDT no fue llevada a cabo por el Instituto Federal de Telecomunicaciones (IFT) sino por la Secretaría de Comunicaciones y Transportes. Un ejemplo en el que el gobierno federal deliberadamente  pone y quita facultades conforme más la convenga.

De la misma manera, estuvo el caso de que en el proceso de la transición se determinó que los beneficiarios para obtener dispositivos para captar la señal digital serían los que estuvieran en los programas sociales de la Secretaría de Desarrollo Social, algo que se advirtió desde entonces podría ser utilizado para una estrategia electoral, y con el tiempo así fue.

En suma esta noticia de la perdida de televisiones por 29 millones de pesos viene a poner el dedo sobre la llaga sobre las acusaciones, que diversos especialistas hicieron y siguen haciendo, de que la SCT tan solo utilizó esta política o programa con fines políticos, económicos, discrecionales y turbios.

  Clic para reproducir, clic en texto para pausar La Auditoria Superior de la Federación (ASF) anunció la pérdida, en la Secretaria de Comunicaciones y Transportes (SCT), de 11 mil 533 televisores en el Programa para la Transición a la Televisión Digital Terrestre (TTD), ello con un posible daño patrimonial de 29.2 millones de pesos. Con base a la revisión de la Cuenta Pública 2016, la SCT no pudo justificar la documentación que acreditara el destino final de las televisiones que serían repartidos en 29 estados de la República Mexicana. En Guerrero se perdieron mil 795 equipos, en Nuevo León 2 mil 232, en Querétaro mil 944, en Oaxaca mil 274 y en Tabasco 904, entre las entidades con los volúmenes más altos.  Otros 16.4 millones de pesos fueron observados por la ASF debido a la omisión en reclamaciones oportunas para la indemnización por 6 mil 492 televisores siniestrados. La Auditoría emitió una Promoción de Responsabilidad Administrativa Sancionatoria para que el Órgano Interno de Control de la Secretaría inicie el procedimiento administrativo a servidores públicos que compraron en exceso 5 mil 94 televisores, que a abril de 2017 se encontraron aún empacados en el almacén Bombas de la Ciudad de México. Finalmente, este proceso opaco de la SCT, revelado por la ASF, corrobora los señalamientos que especialistas hicieron al principio de esta (véase el análisis de Aleida Calleja). Viene a comprobar que la política de la TDT fue un proyecto que nació muerto. Desde que se determinó en 2004 la transición fue una historia llena de tropiezos y escollos, su puesta en marcha estuvo determinada bajo diversos vaivenes de intereses políticos y económicos. Por señalar algunos, está el caso de que la transición a la TDT no fue llevada a cabo por el Instituto Federal de Telecomunicaciones (IFT) sino por la Secretaría de Comunicaciones y Transportes. Un ejemplo en el que el gobierno federal deliberadamente  pone y quita facultades conforme más la convenga. De la misma manera, estuvo el caso de que en el proceso de la transición se determinó que los beneficiarios para obtener dispositivos para captar la señal digital serían los que estuvieran en los programas sociales de la Secretaría de Desarrollo Social, algo que se advirtió desde entonces podría ser utilizado para una estrategia electoral, y con el tiempo así fue. En suma esta noticia de la perdida de televisiones por 29 millones de pesos viene a poner el dedo sobre la llaga sobre las acusaciones, que diversos especialistas hicieron y siguen haciendo, de que la SCT tan solo utilizó esta política o programa con fines políticos, económicos, discrecionales y turbios. Reproduce la nota

Click to listen highlighted text!