Welcome to Revista Zocalo   Clic para reproducir, clic en texto para pausar Welcome to Revista Zocalo Reproduce la nota
The current Bet365 opening offer for new customers is market-leading bet365 mobile app You can get a free bet right now when you open an account.

Los espiamos porque podemos... y no repliquen

José Soto Galindo

México ha sido blandengue en el caso del espionaje a las telecomunicaciones emprendido por Estados Unidos. El adjetivo puede parecer excesivo, pero la revisión de los hechos recientes lo justifica: en marzo de 2013, un centro de estudios de la Universidad de Toronto detectó la existencia de un software para espiar comunicaciones instalado en la infraestructura de dos operadores mexicanos; en junio, Edward Snowden, ex contratista de la estadunidense National Security Agency (NSA), reveló un esquema de intervención de comunicaciones a escala mundial, México incluido, y, en agosto, la mayor cadena de televisión de Brasil documentó que se espió al presidente Enrique Peña Nieto cuando era candidato al cargo... ¿Y qué hace el gobierno mexicano? Cruza los brazos y espera instrucciones de la administración de Barack Obama.

“La relación de México con Estados Unidos (...) es una relación muy amplia, muy madura, muy diversa que, como toda relación de este tamaño y esta complejidad, tiene las posibilidades de tener irritantes, pero también tiene, como dije, la madurez para poderse sobreponer”, dijo un funcionario de la Cancillería mexicana para justificar por qué en la visita a México del vicepresidente estadunidense, Joe Biden, el 19 y 20 de septiembre, el tema del espionaje no fue materia de conversación. En la lógica de la Cancillería, el espionaje a los ciudadanos mexicanos, incluido el propio presidente, es un “irritante” más de los muchos que tienen las relaciones grandes y complejas.

banner textos 01

Click to listen highlighted text!