Welcome to Revista Zocalo   Clic para reproducir, clic en texto para pausar Welcome to Revista Zocalo Reproduce la nota
The current Bet365 opening offer for new customers is market-leading bet365 mobile app You can get a free bet right now when you open an account.

Diez años después

Hay una generación que no recuerda, porque no tenemos demasiados documentos visuales de aquello circulando en el espacio público, lo que significó que periodistas, comentaristas y presentadores de televisión aparecieran en el Senado de la República a reclamar la modificación del artículo 41 de la Constitución que impedía que se siguiera con la venta de propaganda político, electoral en radio y televisión.

Tv Azteca y Televisa suspendieron su programación para pasar en vivo los reclamos y amenazas de quienes actuaban como las correas de transmisión de la Cámara de la Industria de la Radio y la Televisión (CIRT). “Los dueños”, como gustan de ser llamados los concesionarios, mandaron a sus empleados para detener, en nombre de la “libertad de expresión”, los miles de millones de pesos que calcularon perder por la modificación constitucional. No sólo se trataba de pérdidas económicas, sino también del control político, uno que se instrumenta mediante los contenidos, utilizados como un medio de chantaje empleado para obtener ventajas y prebendas financieras y fiscales. Personajes como Pedro Ferriz, Patricia Chapoy, Joaquín López Dóriga, Javier Alatorre, Sergio Sarmiento, tuvieron respuestas puntuales de las y los senadores del PAN, PRI y PRD, quienes actuaron en defensa de la autonomía de la esfera política frente a presiones y chantajes monopólicos. Pero la historia apenas iniciaba.

  Clic para reproducir, clic en texto para pausar Hay una generación que no recuerda, porque no tenemos demasiados documentos visuales de aquello circulando en el espacio público, lo que significó que periodistas, comentaristas y presentadores de televisión aparecieran en el Senado de la República a reclamar la modificación del artículo 41 de la Constitución que impedía que se siguiera con la venta de propaganda político, electoral en radio y televisión. Tv Azteca y Televisa suspendieron su programación para pasar en vivo los reclamos y amenazas de quienes actuaban como las correas de transmisión de la Cámara de la Industria de la Radio y la Televisión (CIRT). “Los dueños”, como gustan de ser llamados los concesionarios, mandaron a sus empleados para detener, en nombre de la “libertad de expresión”, los miles de millones de pesos que calcularon perder por la modificación constitucional. No sólo se trataba de pérdidas económicas, sino también del control político, uno que se instrumenta mediante los contenidos, utilizados como un medio de chantaje empleado para obtener ventajas y prebendas financieras y fiscales. Personajes como Pedro Ferriz, Patricia Chapoy, Joaquín López Dóriga, Javier Alatorre, Sergio Sarmiento, tuvieron respuestas puntuales de las y los senadores del PAN, PRI y PRD, quienes actuaron en defensa de la autonomía de la esfera política frente a presiones y chantajes monopólicos. Pero la historia apenas iniciaba. Reproduce la nota

banner textos 01

Click to listen highlighted text!