Welcome to Revista Zocalo   Clic para reproducir, clic en texto para pausar Welcome to Revista Zocalo Reproduce la nota
Banner Zócalo redes sociales
The current Bet365 opening offer for new customers is market-leading bet365 mobile app You can get a free bet right now when you open an account.

Anuncian acciones para proteger a periodistas

Anuncian acciones para proteger a periodistas

Ante el incremento de la violencia contra comunicadores, el gobierno de la República anunció que el Mecanismo de Protección a Personas Defensoras de Derechos Humanos y Periodistas, así como la Fiscalía Especial para la Atención de Delitos Cometidos contra la Libertad de Expresión serán fortalecidos.

El presidente Enrique Peña Nieto, en un acto en el que participaron los gobernadores de todo el país, el cuerpo diplomático acreditado en México, el presidente de la Comisión Nacional de Derechos Humanos y el gabinete de seguridad, dijo que las dos instancias serán fortalecidas presupuestalmente y con personal calificado.

Este anuncio se da 48 horas después de que en Culiacán, Sinaloa, fue asesinado Javier Valdez, corresponsal de La Jornada y fundador del semanario Ríodoce. Además del asesinato del reportero Héctor Rodríguez. Valdez, reportero del semanario El Costeño. Asimismo, la presión de diversas organizaciones de protección a periodistas y derechos humanos tienen impacto para que el presidente haga frente a una tragedia de proporciones mayúsculas considerando que México no está en guerra como Siria, por ejemplo. Tan sólo en 2016, de acuerdo a diversos reportes se agravaron las agresiones a periodistas a niveles históricos y, ahora, en 2017, en cinco meses se acumulan 6 asesinatos sin que no se conozcan los avances y donde la impunidad es la constante.

El objetivo, dijo Peña Nieto, es dar celeridad a las investigaciones de los asesinatos de periodistas y defensores de derecho humanos y abatir la impunidad.

Antes del anuncio, hizo uso de la palabra el titular de la Secretaría de Gobernación, Miguel Ángel Osorio Chong, quien reconoció la premura como la Confederación Nacional de Gobernadores (Conago) respondió a la convocatoria para analizar las acciones urgentes que se pondrán en marcha para proteger a los periodistas.

Los reciente acontecimientos “requieren que autoridades locales y federales establezcamos medidas conjuntas para responder a la demanda de justicia y de no impunidad que reclama la sociedad”, expuso el titular de la Segob.

Mientras, Raúl Cervantes Andrade, titular de la Procuraduría General de la República, reconoció la existencia de una deuda con la sociedad y el gremio periodístico por el gran número de agresiones a comunicadores, “que son ataques a la libertad y a la democracia”.

Para prevenir nuevos ataques, expuso, estamos convencidos que el camino es el combate a la impunidad.

“Tenemos que llegar a fondo en la identificación de responsables no sólo materiales sino intelectuales de estos delitos”, indicó.

“El compromiso es trabajar de la mano, en coordinación, con procuradurías y fiscalías estatales para abatir estos delitos”, indicó.

En tanto, el jefe de Gobierno de la Ciudad de México, Miguel Ángel Mancera, en calidad de presidente de la Conago, condenó no sólo el asesinato del periodista Javier Valdez, sino el de los victimados por ejercer el periodismo.

“El Estado de derecho no existe sin orden público ni paz social. Que nadie se equivoque, estos lamentables hechos no acallarán las voces ni las notas que revelan o muestran dónde está el mayor desafío que tenemos y, por supuesto, está tarea indiscutible de combate a la delincuencia”, señaló.

“La delincuencia no puede silenciar a los medios o acribillar a periodistas si que haya consecuencias. La agenda criminal no puede dictar el futuro de nuestro país”, recalcó.

Por ello la Conago asume los compromisos “para investigar, con resultados evaluables, los homicidios perpetrados en contra de periodistas y defensores de derechos humanos”, indicó.

Miguel Ángel Mancera explico que entre las acciones acordadas está la de crear u homologar fiscalías especializadas dentro de las procuradurías estatales para prevención e investigación de delitos cometidos contra periodistas, defensores de derechos humanos o colaboradores de periodismo.

Asimismo, conformar mapas estatales de riesgo y agresión a periodistas con base en el Mecanismo Federal; dar cumplimiento cabal a la recomendación 24/2016 de la Comisión Nacional de los Derechos Humanos y trabajar con un protocolo unificado para poder establecer mecanismos de prevención, de protección y, por supuesto, de atención a víctimas.

Al tomar la palabra, el presidente Enrique Peña Nieto pidió un minuto de silencio en honor a los periodistas y defensores de derechos humanos caídos en el cumplimiento de su deber.

En su discurso dijo que su gobierno es respetuoso de la libertad de expresión y señaló que se suma a la indignación generada por las agresiones a los comunicadores.

Esta reunión es para poner tareas que combatan la impunidad y aclarar la muerte de periodistas, se encuentre a los responsables y dar esperanza y tranquilidad a quienes ejercen esta actividad, dijo.

“El Estado mexicano y los órdenes de gobierno estamos resueltos a dar con los responsables de cometer estos hechos tan lamentables como haber privado de la vida a quienes se encontraban en el ejercicio de su tarea periodística”, expuso Peña.

Tras condenar los hechos, señaló que “la violencia no puede ser parte de nuestra vida cotidiana. Cada crimen cometido contra un periodista es un atentado contra la libertad de expresión y de prensa y contra la ciudadanía”.

El presidente reconoció que el crimen organizado infiltró a gobiernos locales y que el asesinato de periodistas y defensores de derechos humanos es síntoma de un fenómeno mayor de impunidad al que se le debe poner punto final mediante acciones coordinadas entre los tres órdenes de gobierno.

“A la ciudadanía no le interesa a qué autoridad le compete perseguir un delito, lo que las personas esperan son resultados, el combate a la impunidad”, que los agresores no escapen a la justicia, mencionó.

Peña Nieto enumeró las acciones que el gobierno federal pondrá en marcha:

Primero: se fortalecerá la estructura y el presupuesto asignado al Mecanismo de Protección para Personas Defensoras de Derechos Humanos y Periodistas. así, contará con los recursos necesarios para cumplir su función.

Segundo: Se establecerá un esquema nacional de coordinación con las entidades federativas y un protocolo de operación. Su objetivo es coordinar las acciones para hacer frente y reducir las situaciones de riesgos contra periodistas y defensores de derechos y humanos.

Tercero: Se fortalecerá la Fiscalía Especial para la Atención de Delitos Cometidos contra la Libertad de Expresión con las siguientes medidas: habrá más personal y mejor capacitación de ministerios públicos, policías y peritos; además, mecanismos de contacto y diálogo con la sociedad civil y el gremio periodístico; revisión e impulso permanente de las investigaciones en proceso; coordinación transversal entre autoridades locales y federales para garantizar la inmediata atención a los delitos con una perspectiva de derechos humanos; apoyo a las entidades para la creación de unidades y ministerios públicos especializados y la creación de protocolos homologados a nivel nacional para la investigación y atención a víctimas de delitos cometidos contra la libertad de expresión.

  Clic para reproducir, clic en texto para pausar Ante el incremento de la violencia contra comunicadores, el gobierno de la República anunció que el Mecanismo de Protección a Personas Defensoras de Derechos Humanos y Periodistas, así como la Fiscalía Especial para la Atención de Delitos Cometidos contra la Libertad de Expresión serán fortalecidos. El presidente Enrique Peña Nieto, en un acto en el que participaron los gobernadores de todo el país, el cuerpo diplomático acreditado en México, el presidente de la Comisión Nacional de Derechos Humanos y el gabinete de seguridad, dijo que las dos instancias serán fortalecidas presupuestalmente y con personal calificado. Este anuncio se da 48 horas después de que en Culiacán, Sinaloa, fue asesinado Javier Valdez, corresponsal de La Jornada y fundador del semanario Ríodoce. Además del asesinato del reportero Héctor Rodríguez. Valdez, reportero del semanario El Costeño. Asimismo, la presión de diversas organizaciones de protección a periodistas y derechos humanos tienen impacto para que el presidente haga frente a una tragedia de proporciones mayúsculas considerando que México no está en guerra como Siria, por ejemplo. Tan sólo en 2016, de acuerdo a diversos reportes se agravaron las agresiones a periodistas a niveles históricos y, ahora, en 2017, en cinco meses se acumulan 6 asesinatos sin que no se conozcan los avances y donde la impunidad es la constante. El objetivo, dijo Peña Nieto, es dar celeridad a las investigaciones de los asesinatos de periodistas y defensores de derecho humanos y abatir la impunidad. Antes del anuncio, hizo uso de la palabra el titular de la Secretaría de Gobernación, Miguel Ángel Osorio Chong, quien reconoció la premura como la Confederación Nacional de Gobernadores (Conago) respondió a la convocatoria para analizar las acciones urgentes que se pondrán en marcha para proteger a los periodistas. Los reciente acontecimientos “requieren que autoridades locales y federales establezcamos medidas conjuntas para responder a la demanda de justicia y de no impunidad que reclama la sociedad”, expuso el titular de la Segob. Mientras, Raúl Cervantes Andrade, titular de la Procuraduría General de la República, reconoció la existencia de una deuda con la sociedad y el gremio periodístico por el gran número de agresiones a comunicadores, “que son ataques a la libertad y a la democracia”. Para prevenir nuevos ataques, expuso, estamos convencidos que el camino es el combate a la impunidad. “Tenemos que llegar a fondo en la identificación de responsables no sólo materiales sino intelectuales de estos delitos”, indicó. “El compromiso es trabajar de la mano, en coordinación, con procuradurías y fiscalías estatales para abatir estos delitos”, indicó. En tanto, el jefe de Gobierno de la Ciudad de México, Miguel Ángel Mancera, en calidad de presidente de la Conago, condenó no sólo el asesinato del periodista Javier Valdez, sino el de los victimados por ejercer el periodismo. “El Estado de derecho no existe sin orden público ni paz social. Que nadie se equivoque, estos lamentables hechos no acallarán las voces ni las notas que revelan o muestran dónde está el mayor desafío que tenemos y, por supuesto, está tarea indiscutible de combate a la delincuencia”, señaló. “La delincuencia no puede silenciar a los medios o acribillar a periodistas si que haya consecuencias. La agenda criminal no puede dictar el futuro de nuestro país”, recalcó. Por ello la Conago asume los compromisos “para investigar, con resultados evaluables, los homicidios perpetrados en contra de periodistas y defensores de derechos humanos”, indicó. Miguel Ángel Mancera explico que entre las acciones acordadas está la de crear u homologar fiscalías especializadas dentro de las procuradurías estatales para prevención e investigación de delitos cometidos contra periodistas, defensores de derechos humanos o colaboradores de periodismo. Asimismo, conformar mapas estatales de riesgo y agresión a periodistas con base en el Mecanismo Federal; dar cumplimiento cabal a la recomendación 24/2016 de la Comisión Nacional de los Derechos Humanos y trabajar con un protocolo unificado para poder establecer mecanismos de prevención, de protección y, por supuesto, de atención a víctimas. Al tomar la palabra, el presidente Enrique Peña Nieto pidió un minuto de silencio en honor a los periodistas y defensores de derechos humanos caídos en el cumplimiento de su deber. En su discurso dijo que su gobierno es respetuoso de la libertad de expresión y señaló que se suma a la indignación generada por las agresiones a los comunicadores. Esta reunión es para poner tareas que combatan la impunidad y aclarar la muerte de periodistas, se encuentre a los responsables y dar esperanza y tranquilidad a quienes ejercen esta actividad, dijo. “El Estado mexicano y los órdenes de gobierno estamos resueltos a dar con los responsables de cometer estos hechos tan lamentables como haber privado de la vida a quienes se encontraban en el ejercicio de su tarea periodística”, expuso Peña. Tras condenar los hechos, señaló que “la violencia no puede ser parte de nuestra vida cotidiana. Cada crimen cometido contra un periodista es un atentado contra la libertad de expresión y de prensa y contra la ciudadanía”. El presidente reconoció que el crimen organizado infiltró a gobiernos locales y que el asesinato de periodistas y defensores de derechos humanos es síntoma de un fenómeno mayor de impunidad al que se le debe poner punto final mediante acciones coordinadas entre los tres órdenes de gobierno. “A la ciudadanía no le interesa a qué autoridad le compete perseguir un delito, lo que las personas esperan son resultados, el combate a la impunidad”, que los agresores no escapen a la justicia, mencionó. Peña Nieto enumeró las acciones que el gobierno federal pondrá en marcha: Primero: se fortalecerá la estructura y el presupuesto asignado al Mecanismo de Protección para Personas Defensoras de Derechos Humanos y Periodistas. así, contará con los recursos necesarios para cumplir su función. Segundo: Se establecerá un esquema nacional de coordinación con las entidades federativas y un protocolo de operación. Su objetivo es coordinar las acciones para hacer frente y reducir las situaciones de riesgos contra periodistas y defensores de derechos y humanos. Tercero: Se fortalecerá la Fiscalía Especial para la Atención de Delitos Cometidos contra la Libertad de Expresión con las siguientes medidas: habrá más personal y mejor capacitación de ministerios públicos, policías y peritos; además, mecanismos de contacto y diálogo con la sociedad civil y el gremio periodístico; revisión e impulso permanente de las investigaciones en proceso; coordinación transversal entre autoridades locales y federales para garantizar la inmediata atención a los delitos con una perspectiva de derechos humanos; apoyo a las entidades para la creación de unidades y ministerios públicos especializados y la creación de protocolos homologados a nivel nacional para la investigación y atención a víctimas de delitos cometidos contra la libertad de expresión. Reproduce la nota

Click to listen highlighted text!