Welcome to Revista Zocalo   Clic para reproducir, clic en texto para pausar Welcome to Revista Zocalo Reproduce la nota
The current Bet365 opening offer for new customers is market-leading bet365 mobile app You can get a free bet right now when you open an account.

La publicidad gubernamental mantiene controlada a los medios: Leonardo Curzio

La publicidad gubernamental mantiene controlada a los medios: Leonardo Curzio

Erandi León

“Hay un ecosistema que inhibe un desarrollo autónomo de los medios y es la dependencia de la publicidad gubernamental”, declara Leonardo Curzio tras su renuncia al programa Primera Emisión de Enfoque Noticias, el cual conducía desde el año 2000, y al que se vio obligado a renunciar tras la solicitud que le hizo el presidente de NRM Comunicaciones, Edilberto Huesca Perrotín, de despedir a sus dos colaboradores María Amparo Casar y Ricardo Raphael.  

(Para leer más al respecto http://bit.ly/2kC9pRO).

El periodista y locutor ha afirmado que si bien la concatenación de hechos tras su renuncia apunta que la censura vino desde los más altos niveles de la administración pública, no proporciona nombres pues no le consta que haya sido uno u otro personaje. Durante una entrevista con el periodista Homero Campa, Leonardo Curzio hace una crónica de los hechos “Raphael hizo un comentario crítico al PRI el 26 de septiembre. Ochoa Reza le habló por teléfono más tarde a Curzio y le pidió un espacio en su programa para aclarar ciertos puntos, al día siguiente Ochoa entró al aire. El día 28 tuvo lugar la tertulia en la que Casar y Raphael tundieron las propuestas de Ochoa y el viernes 29 vino la solicitud de Huesca a Curzio para eliminar la tertulia y separar a los dos analistas”.

En su más reciente columna “Mi salida de Enfoque”, Leonardo Curzio hace énfasis a cuatro circunstancias sobre su salida del noticiero, una de ellas y quizá la más importante, se centra en la publicidad gubernamental que mantiene controlado a los medios “Cuando tu subsistencia depende del dinero público dejas de hacer periodismo y pasas a hacer relaciones públicas. Tu objetivo es quedar bien, no informar lo que ocurre (…) creo que la concesión de un bien público es para hacer una república fuerte y saludable, no sólo para ganar dinero”.

Recordó la promesa del presidente Enrique Peña Nieto sobre transparentar el manejo de la publicidad oficial a través de un órgano técnico y ciudadano y afirmó “No puedo coincidir más con él, si mi caso y el de la tertulia no fue por producto de presiones, un órgano así permitiría diluir todas las suspicacias”. El especialista en telecomunicaciones, Gabriel Sosa Plata señala en su más reciente columna, que es poco probable que Peña regule dicha publicidad en lo que resta de su administración “Sabe que es uno de los instrumentos eficaces para mantener a raya a una buena cantidad de medios de comunicación”.

Además argumenta que tras la reforma constitucional en telecomunicaciones, la cual le quitó al gobierno federal otro brazo eficaz para controlar la radio y la televisión: el otorgamiento, prórroga o revocación de frecuencias (Atribución que quedó en manos del Instituto Federal de Telecomunicaciones), al gobierno no le conviene crear un órgano que transparente la publicidad.

A este respecto, el periódico The New York Times hace un consenso sobre la publicidad gubernamental en México y refiere que el gobierno representa el 38 por ciento de la inversión en publicidad televisiva y más del 16 por ciento de la publicidad radiofónica “Este dinero (…) es una de las restricciones más severas a la libertad de expresión de los medios en el país”.

Durante la entrevista con Campa, Leonardo Curzio manifestó su preocupación por la censura a la libertad de expresión que vive el país, la cual la canalizó en tres estados “A los reporteros que exhiben el vínculo entre la política y el crimen organizado, les cuesta la vida; los periodistas que realizan reportajes de investigación y documentan la corrupción, pierden el empleo; y ahora hemos llegado al punto en que la opinión también se castiga”.

Gabriel Sosa Plata rememoró la historia de la censura directa e indirecta en la radio mexicana “en la era del partido único y aún durante los gobierno panistas”, empezando por el despido que hizo la misma NRM Comunicaciones a Miguel Ángel Granados Chapa en 1993 (Para leer más sobre el tema http://bit.ly/2g2RzCE) , la salida o despido de José Gutiérrez Vivó, Pepe Cárdenas, Carlos Puig, Enrique Quintana, Ramsés Ancira, Rubén González, Francisco Huerta, Pedro Ferriz de Con, así como el despido de Carmen Aristegui de MVS Comunicaciones en 2015.

Aunado a esto es importante agregar el factor de las radiodifusoras priistas, pues la mayoría de los grupos radiofónicos, nacieron y crecieron bajo la tutela de los gobiernos emanados del PRI, por lo que la censura de periodistas o comentaristas críticos del PRI o sus aliados, se ha hecho por convicción política o quizás hasta por agradecimiento hacia un sistema presidencialista que les ha dado tanto, subraya el especialista. Debido a esto, es imprescindible regular los recursos públicos que se destinan a la difusión de los quehaceres del gobierno, con el fin de impedir que las asignaciones se hagan bajo criterios discrecionales que incidan en las líneas editoriales o repercutan en el despido de periodistas o analistas críticos y concluye “la entrada de nuevos jugadores en la radio comercial, alejados de intereses, es impostergable para la anhelada democracia (…) así como el respeto de los derechos de las audiencias en la radiodifusión”.

  Clic para reproducir, clic en texto para pausar Erandi León “Hay un ecosistema que inhibe un desarrollo autónomo de los medios y es la dependencia de la publicidad gubernamental”, declara Leonardo Curzio tras su renuncia al programa Primera Emisión de Enfoque Noticias, el cual conducía desde el año 2000, y al que se vio obligado a renunciar tras la solicitud que le hizo el presidente de NRM Comunicaciones, Edilberto Huesca Perrotín, de despedir a sus dos colaboradores María Amparo Casar y Ricardo Raphael.   (Para leer más al respecto http://bit.ly/2kC9pRO). El periodista y locutor ha afirmado que si bien la concatenación de hechos tras su renuncia apunta que la censura vino desde los más altos niveles de la administración pública, no proporciona nombres pues no le consta que haya sido uno u otro personaje. Durante una entrevista con el periodista Homero Campa, Leonardo Curzio hace una crónica de los hechos “Raphael hizo un comentario crítico al PRI el 26 de septiembre. Ochoa Reza le habló por teléfono más tarde a Curzio y le pidió un espacio en su programa para aclarar ciertos puntos, al día siguiente Ochoa entró al aire. El día 28 tuvo lugar la tertulia en la que Casar y Raphael tundieron las propuestas de Ochoa y el viernes 29 vino la solicitud de Huesca a Curzio para eliminar la tertulia y separar a los dos analistas”. En su más reciente columna “Mi salida de Enfoque”, Leonardo Curzio hace énfasis a cuatro circunstancias sobre su salida del noticiero, una de ellas y quizá la más importante, se centra en la publicidad gubernamental que mantiene controlado a los medios “Cuando tu subsistencia depende del dinero público dejas de hacer periodismo y pasas a hacer relaciones públicas. Tu objetivo es quedar bien, no informar lo que ocurre (…) creo que la concesión de un bien público es para hacer una república fuerte y saludable, no sólo para ganar dinero”. Recordó la promesa del presidente Enrique Peña Nieto sobre transparentar el manejo de la publicidad oficial a través de un órgano técnico y ciudadano y afirmó “No puedo coincidir más con él, si mi caso y el de la tertulia no fue por producto de presiones, un órgano así permitiría diluir todas las suspicacias”. El especialista en telecomunicaciones, Gabriel Sosa Plata señala en su más reciente columna, que es poco probable que Peña regule dicha publicidad en lo que resta de su administración “Sabe que es uno de los instrumentos eficaces para mantener a raya a una buena cantidad de medios de comunicación”. Además argumenta que tras la reforma constitucional en telecomunicaciones, la cual le quitó al gobierno federal otro brazo eficaz para controlar la radio y la televisión: el otorgamiento, prórroga o revocación de frecuencias (Atribución que quedó en manos del Instituto Federal de Telecomunicaciones), al gobierno no le conviene crear un órgano que transparente la publicidad. A este respecto, el periódico The New York Times hace un consenso sobre la publicidad gubernamental en México y refiere que el gobierno representa el 38 por ciento de la inversión en publicidad televisiva y más del 16 por ciento de la publicidad radiofónica “Este dinero (…) es una de las restricciones más severas a la libertad de expresión de los medios en el país”. Durante la entrevista con Campa, Leonardo Curzio manifestó su preocupación por la censura a la libertad de expresión que vive el país, la cual la canalizó en tres estados “A los reporteros que exhiben el vínculo entre la política y el crimen organizado, les cuesta la vida; los periodistas que realizan reportajes de investigación y documentan la corrupción, pierden el empleo; y ahora hemos llegado al punto en que la opinión también se castiga”. Gabriel Sosa Plata rememoró la historia de la censura directa e indirecta en la radio mexicana “en la era del partido único y aún durante los gobierno panistas”, empezando por el despido que hizo la misma NRM Comunicaciones a Miguel Ángel Granados Chapa en 1993 (Para leer más sobre el tema http://bit.ly/2g2RzCE) , la salida o despido de José Gutiérrez Vivó, Pepe Cárdenas, Carlos Puig, Enrique Quintana, Ramsés Ancira, Rubén González, Francisco Huerta, Pedro Ferriz de Con, así como el despido de Carmen Aristegui de MVS Comunicaciones en 2015. Aunado a esto es importante agregar el factor de las radiodifusoras priistas, pues la mayoría de los grupos radiofónicos, nacieron y crecieron bajo la tutela de los gobiernos emanados del PRI, por lo que la censura de periodistas o comentaristas críticos del PRI o sus aliados, se ha hecho por convicción política o quizás hasta por agradecimiento hacia un sistema presidencialista que les ha dado tanto, subraya el especialista. Debido a esto, es imprescindible regular los recursos públicos que se destinan a la difusión de los quehaceres del gobierno, con el fin de impedir que las asignaciones se hagan bajo criterios discrecionales que incidan en las líneas editoriales o repercutan en el despido de periodistas o analistas críticos y concluye “la entrada de nuevos jugadores en la radio comercial, alejados de intereses, es impostergable para la anhelada democracia (…) así como el respeto de los derechos de las audiencias en la radiodifusión”. Reproduce la nota

Click to listen highlighted text!