Welcome to Revista Zocalo   Clic para reproducir, clic en texto para pausar Welcome to Revista Zocalo Reproduce la nota
The current Bet365 opening offer for new customers is market-leading bet365 mobile app You can get a free bet right now when you open an account.

Ciudades secundarias, ¿el futuro urbano de México?

Ciudades secundarias, ¿el futuro urbano de México?

En los últimos años en las principales zonas metropolitanas mexicanas, aquellas que tienen su origen en ciudades primarias como Monterrey, Guadalajara y la capital de la República, se viven problemáticas que afectan de manera directa la calidad de vida de los habitantes. El desarrollo urbano que las grandes urbes experimentaron se dio sin control, sin visión a futuro y hoy, se encuentra viviendo un momento crucial pues el escenario los obliga a aplicar medidas urgentes que los lleven a controlar un poco el caos.

            A la par del momento crucial que viven las ciudades primarias, las ciudades secundarias mexicanas surgen como opciones habitacionales alternativas en donde se puede acceder a servicios, infraestructura y calidad de vida sin pagar los altos costos que tiene habitar en la Zona Metropolitana del Valle de México, por ejemplo.

            En un país donde según el INEGI la población urbana corresponde al 78% del total de los habitantes, las ciudades con menos de dos millones de habitantes son la mayoría en el mapa de la República Mexicana y por ello el crecimiento que desde ahora tengan debe ser regulado, ordenado, siguiendo la lógica de que se deben construir ciudades inclusivas, accesibles y resilientes.

            Aguascalientes, Campeche, Hermosillo, La Paz, Tijuana y Xalapa son espacios urbanos con enorme potencial pues los esfuerzos por diversificar su economía han dado resultados y tanto gobierno como sector privado trabajan para continuar construyendo espacios atractivos a la inversión.

            A través de la consolidación de corredores económicos como el Bajío se tejen redes territoriales que impulsan el crecimiento de las ciudades secundarias, urbes que se dibujan también como muy atractivas para la migración pues ofrecen infraestructura pública, servicios, empleos, bienestar económico y social.

           

            El nivel de vida que ofrecen estas ciudades es bueno y mucho más accesible que las urbes consolidadas pues de acuerdo al portal inmobiliario Lamudi la renta de un departamento en Campeche y Xalapa este 2017 se ha colocado por debajo de los 6 mil pesos, en contraste en CDMX la renta promedio supera los 24 mil pesos y sí uno habla de comprar un departamento en las ciudades mencionadas es por alrededor de 1 millón 300 mil pesos promedio.

            Para las empresas decidirse a establecerse en una ciudad como Aguascalientes puede significar reducir costos de manera significativa al momento de rentar una oficina ya que el precio del metro cuadrado durante los seis primeros meses no ha rebasado los 100 pesos mientras que en otras ciudades del Bajío como Querétaro se ha posicionado en 230 pesos.

  Clic para reproducir, clic en texto para pausar En los últimos años en las principales zonas metropolitanas mexicanas, aquellas que tienen su origen en ciudades primarias como Monterrey, Guadalajara y la capital de la República, se viven problemáticas que afectan de manera directa la calidad de vida de los habitantes. El desarrollo urbano que las grandes urbes experimentaron se dio sin control, sin visión a futuro y hoy, se encuentra viviendo un momento crucial pues el escenario los obliga a aplicar medidas urgentes que los lleven a controlar un poco el caos.             A la par del momento crucial que viven las ciudades primarias, las ciudades secundarias mexicanas surgen como opciones habitacionales alternativas en donde se puede acceder a servicios, infraestructura y calidad de vida sin pagar los altos costos que tiene habitar en la Zona Metropolitana del Valle de México, por ejemplo.             En un país donde según el INEGI la población urbana corresponde al 78% del total de los habitantes, las ciudades con menos de dos millones de habitantes son la mayoría en el mapa de la República Mexicana y por ello el crecimiento que desde ahora tengan debe ser regulado, ordenado, siguiendo la lógica de que se deben construir ciudades inclusivas, accesibles y resilientes.             Aguascalientes, Campeche, Hermosillo, La Paz, Tijuana y Xalapa son espacios urbanos con enorme potencial pues los esfuerzos por diversificar su economía han dado resultados y tanto gobierno como sector privado trabajan para continuar construyendo espacios atractivos a la inversión.             A través de la consolidación de corredores económicos como el Bajío se tejen redes territoriales que impulsan el crecimiento de las ciudades secundarias, urbes que se dibujan también como muy atractivas para la migración pues ofrecen infraestructura pública, servicios, empleos, bienestar económico y social.                         El nivel de vida que ofrecen estas ciudades es bueno y mucho más accesible que las urbes consolidadas pues de acuerdo al portal inmobiliario Lamudi la renta de un departamento en Campeche y Xalapa este 2017 se ha colocado por debajo de los 6 mil pesos, en contraste en CDMX la renta promedio supera los 24 mil pesos y sí uno habla de comprar un departamento en las ciudades mencionadas es por alrededor de 1 millón 300 mil pesos promedio.             Para las empresas decidirse a establecerse en una ciudad como Aguascalientes puede significar reducir costos de manera significativa al momento de rentar una oficina ya que el precio del metro cuadrado durante los seis primeros meses no ha rebasado los 100 pesos mientras que en otras ciudades del Bajío como Querétaro se ha posicionado en 230 pesos. Reproduce la nota

Click to listen highlighted text!