Welcome to Revista Zocalo   Clic para reproducir, clic en texto para pausar Welcome to Revista Zocalo Reproduce la nota
The current Bet365 opening offer for new customers is market-leading bet365 mobile app You can get a free bet right now when you open an account.

Toma posesión Rodrigo Díaz Cruz como rector de la Unidad Iztapalapa

Número 090

9 de febrero de 2018. La comunidad de la Universidad Autónoma Metropolitana (UAM) comparte y aspira a fortalecer una ciudadanía universitaria, fundamentada en el compromiso con la universidad pública como un bien colectivo donde se cultivan en libertad las áreas del conocimiento científico, tecnológico y humanístico y se impulse el bienestar social, afirmó el doctor Rodrigo Díaz Cruz, al tomar posesión hoy como rector de la Unidad Iztapalapa de esta casa de estudios para el periodo 2018-2022.

“Somos miembros de una colectividad con principios a los que no podemos renunciar: la autonomía, la libertad de pensamiento y su ejercicio crítico, la creatividad e imaginación, la pluralidad, equidad y respeto de la diversidad”, la cual conforma “una ciudadanía que procura ser, hacerse y renovarse como éticamente comprometida”.

Entre los logros de la Unidad, el Rector destacó una extraordinaria habilitación de su planta académica, con enorme talento y experiencia en la investigación de vanguardia en la docencia y la difusión de la cultura; la presencia de programas de posgrado de excelencia; el acceso vigoroso a fuentes externas de financiamiento para la indagación y sólidos vínculos con los sectores social, público y privado.

La Unidad Iztapalapa pasa por una situación de emergencia a raíz del sismo del 19 de septiembre y su devastadora secuela en el edificio “S” de la División de Ciencias Biológicas y de la Salud, que en los próximos años requerirá un esfuerzo institucional excepcional que no admite dilaciones ni imprudencias y que deberá formar parte de un plan de obras integral de la sede.

Frente a las restricciones presupuestales “nuestra circunstancia y tiempo presente nos obliga a repensar el lugar de la universidad pública –de nuestra universidad– en el escenario nacional: concebirla como agente de transformación social, por lo que se iniciarán políticas que hagan de nuestra Unidad un espacio éticamente responsable ante una sociedad que, como la mexicana, está agobiada por un mar de corrupción, impunidad, violencia, inseguridad, desigualdad pobreza; donde existe una palpable ausencia de proyectos nacionales y alternativas promisorias para las(os) jóvenes”.

Durante su gestión impulsará una cultura por los derechos y con ella una política institucional de equidad de género. “Emprenderemos acciones encaminadas a lograr en el quehacer universitario: que nuestra Unidad sea un lugar libre de toda forma de abuso de autoridad y de violencia de género, sea física o simbólica.

Otro reto al que el Rector se refirió fue el de atender los problemas propios de la docencia a nivel de licenciatura, y al respecto propuso revisar, debatir, modificar y poner en operación en su caso unas renovadas Políticas Operativas de Docencia de la Unidad Iztapalapa.

También destacó el tema de la inseguridad que se ha agudizado en las últimas dos semanas, específicamente con el incremento en el índice de asaltos a miembros de la comunidad universitaria: sea en los microbuses o en las calles aledañas a la Unidad.

Díaz Cruz expuso que recientemente hubo una reunión con el director de seguridad de la Delegación Iztapalapa, quien se comprometió a poner en operación los programas Pasajero Seguro y Código Águila, que suponen vigilancia continua en la periferia de la Unidad, en particular entre las casetas 2 y 3, donde se han presentado robos frecuentes. “Daremos seguimiento a estos programas para que se mantengan robustos con el paso del tiempo”, enfatizó.

Además anunció una convocatoria a directivos de instituciones de educación superior y media superior de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), el Instituto Politécnico Nacional (IPN) y el Colegio de Bachilleres del oriente de la Zona Metropolitana de la Ciudad de México para intercambiar opiniones y valorar la coordinación de acciones conjuntas.

El doctor Díaz Cruz confió en que “el viaje de los universitarios ha de ser optimista” y explicó que “a pesar de que nuestro tiempo y circunstancia no sean propicios para ello, la primera actitud genuinamente rigurosa asociada a la tarea de educar e investigar es la del optimismo. Podemos mejorarnos unos a otros por medio del conocimiento y del diálogo, de la vivacidad y movilidad de la inteligencia que exige el auténtico trabajo colegiado al que estamos convocados”, concluyó.

El doctor Emanuel Haro Poniatowski, presidente en turno de la Junta Directiva de la UAM, señaló que además del sismo y la inseguridad durante las auscultaciones este órgano detectó varias inquietudes que coinciden con lo expuesto por el doctor Díaz Cruz como la de fortalecer el sentido comunitario, reconocer y fortificar la defensoría de los derechos humanos, fomentar la equidad de género, enfrentar los desafíos de la docencia y reconocer el papel fundamental de los jóvenes.

En estos rubros tiene probada experiencia ya que conoce esta Unidad desde la experiencia de alumno de licenciatura y maestría, de profesor-investigador, de jefe del Departamento de Antropología y de director de la División de Ciencias Sociales y Humanidades, además de que ha participado en diferentes órganos colegiados.

Haro Poniatowski sostuvo que el nuevo rector expresó algunas ideas importantes para la Junta, como la de acabar con una universidad de papel que favorece la cantidad y los números, considerar la vinculación como una cuarta función sustantiva de la universidad y la de volver a lo simple en la Casa abierta al tiempo.

El doctor Octavio Nateras Domínguez agradeció el apoyo tanto de la Rectoría General como del personal que con él colaboró en esa sede académica y dijo ser optimista sobre el futuro de esta casa de estudios y de la Unidad, “en la medida que existe claridad de las fortalezas que tenemos y las debilidades que debemos atender”.

Al acto realizado en el patio central del plantel universitario, acudieron los doctores Eduardo Peñalosa Castro y José Antonio De los Reyes Heredia, rector y secretario generales de la UAM; miembros de la Junta directiva, ex rectores, profesores eméritos y distinguidos, rectores de las unidades académicas, así como directores, jefes de departamento, entre otros miembros de la comunidad universitaria.

  Clic para reproducir, clic en texto para pausar 9 de febrero de 2018. La comunidad de la Universidad Autónoma Metropolitana (UAM) comparte y aspira a fortalecer una ciudadanía universitaria, fundamentada en el compromiso con la universidad pública como un bien colectivo donde se cultivan en libertad las áreas del conocimiento científico, tecnológico y humanístico y se impulse el bienestar social, afirmó el doctor Rodrigo Díaz Cruz, al tomar posesión hoy como rector de la Unidad Iztapalapa de esta casa de estudios para el periodo 2018-2022. “Somos miembros de una colectividad con principios a los que no podemos renunciar: la autonomía, la libertad de pensamiento y su ejercicio crítico, la creatividad e imaginación, la pluralidad, equidad y respeto de la diversidad”, la cual conforma “una ciudadanía que procura ser, hacerse y renovarse como éticamente comprometida”. Entre los logros de la Unidad, el Rector destacó una extraordinaria habilitación de su planta académica, con enorme talento y experiencia en la investigación de vanguardia en la docencia y la difusión de la cultura; la presencia de programas de posgrado de excelencia; el acceso vigoroso a fuentes externas de financiamiento para la indagación y sólidos vínculos con los sectores social, público y privado. La Unidad Iztapalapa pasa por una situación de emergencia a raíz del sismo del 19 de septiembre y su devastadora secuela en el edificio “S” de la División de Ciencias Biológicas y de la Salud, que en los próximos años requerirá un esfuerzo institucional excepcional que no admite dilaciones ni imprudencias y que deberá formar parte de un plan de obras integral de la sede. Frente a las restricciones presupuestales “nuestra circunstancia y tiempo presente nos obliga a repensar el lugar de la universidad pública –de nuestra universidad– en el escenario nacional: concebirla como agente de transformación social, por lo que se iniciarán políticas que hagan de nuestra Unidad un espacio éticamente responsable ante una sociedad que, como la mexicana, está agobiada por un mar de corrupción, impunidad, violencia, inseguridad, desigualdad pobreza; donde existe una palpable ausencia de proyectos nacionales y alternativas promisorias para las(os) jóvenes”. Durante su gestión impulsará una cultura por los derechos y con ella una política institucional de equidad de género. “Emprenderemos acciones encaminadas a lograr en el quehacer universitario: que nuestra Unidad sea un lugar libre de toda forma de abuso de autoridad y de violencia de género, sea física o simbólica. Otro reto al que el Rector se refirió fue el de atender los problemas propios de la docencia a nivel de licenciatura, y al respecto propuso revisar, debatir, modificar y poner en operación en su caso unas renovadas Políticas Operativas de Docencia de la Unidad Iztapalapa. También destacó el tema de la inseguridad que se ha agudizado en las últimas dos semanas, específicamente con el incremento en el índice de asaltos a miembros de la comunidad universitaria: sea en los microbuses o en las calles aledañas a la Unidad. Díaz Cruz expuso que recientemente hubo una reunión con el director de seguridad de la Delegación Iztapalapa, quien se comprometió a poner en operación los programas Pasajero Seguro y Código Águila, que suponen vigilancia continua en la periferia de la Unidad, en particular entre las casetas 2 y 3, donde se han presentado robos frecuentes. “Daremos seguimiento a estos programas para que se mantengan robustos con el paso del tiempo”, enfatizó. Además anunció una convocatoria a directivos de instituciones de educación superior y media superior de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), el Instituto Politécnico Nacional (IPN) y el Colegio de Bachilleres del oriente de la Zona Metropolitana de la Ciudad de México para intercambiar opiniones y valorar la coordinación de acciones conjuntas. El doctor Díaz Cruz confió en que “el viaje de los universitarios ha de ser optimista” y explicó que “a pesar de que nuestro tiempo y circunstancia no sean propicios para ello, la primera actitud genuinamente rigurosa asociada a la tarea de educar e investigar es la del optimismo. Podemos mejorarnos unos a otros por medio del conocimiento y del diálogo, de la vivacidad y movilidad de la inteligencia que exige el auténtico trabajo colegiado al que estamos convocados”, concluyó. El doctor Emanuel Haro Poniatowski, presidente en turno de la Junta Directiva de la UAM, señaló que además del sismo y la inseguridad durante las auscultaciones este órgano detectó varias inquietudes que coinciden con lo expuesto por el doctor Díaz Cruz como la de fortalecer el sentido comunitario, reconocer y fortificar la defensoría de los derechos humanos, fomentar la equidad de género, enfrentar los desafíos de la docencia y reconocer el papel fundamental de los jóvenes. En estos rubros tiene probada experiencia ya que conoce esta Unidad desde la experiencia de alumno de licenciatura y maestría, de profesor-investigador, de jefe del Departamento de Antropología y de director de la División de Ciencias Sociales y Humanidades, además de que ha participado en diferentes órganos colegiados. Haro Poniatowski sostuvo que el nuevo rector expresó algunas ideas importantes para la Junta, como la de acabar con una universidad de papel que favorece la cantidad y los números, considerar la vinculación como una cuarta función sustantiva de la universidad y la de volver a lo simple en la Casa abierta al tiempo. El doctor Octavio Nateras Domínguez agradeció el apoyo tanto de la Rectoría General como del personal que con él colaboró en esa sede académica y dijo ser optimista sobre el futuro de esta casa de estudios y de la Unidad, “en la medida que existe claridad de las fortalezas que tenemos y las debilidades que debemos atender”. Al acto realizado en el patio central del plantel universitario, acudieron los doctores Eduardo Peñalosa Castro y José Antonio De los Reyes Heredia, rector y secretario generales de la UAM; miembros de la Junta directiva, ex rectores, profesores eméritos y distinguidos, rectores de las unidades académicas, así como directores, jefes de departamento, entre otros miembros de la comunidad universitaria. Reproduce la nota

Click to listen highlighted text!